lunes, 3 de marzo de 2014

¿Qué es la asesoría filosófica?

Se trata de una alternativa a la terapia que consiste en difundir la filosofía en su vertiente práctica y que promueve el amor al conocimiento: Conócete a ti mismo.

Etimológicamente, la palabra filosofía procede de los vocablos griegos Phileo (amor) y Sophia (sabiduría). Significa, pues, amor a la sabiduría. No se puede comprender la consulta filosófica desde otra perspectiva. Se entiende, por tanto, que es una actividad que se centra en la búsqueda de la verdad, de la verdad vivida y experimentada por cada uno de nosotros. La consulta filosófica es una reflexión dialogada que nos ayuda a comprender y clarificar nuestras dudas, inquietudes o conflictos vitales, que no es otra cosa que el conocimiento de nosotros mismos. Es desde esta base cómo podemos aspirar a tener una vida mejor. Sócrates nos insta con este aforismo “La vida examinada es la única que merece ser vivida”. La consulta filosófica pretende que los consultantes examinen su propia vida, respetando su autonomía, es decir, sin imponer cómo han de pensar o han de vivir, con el objetivo de que puedan tomar conciencia y conocimiento de su propia realidad".

Es el conocimiento de nosotros mismos y de nuestras interpretaciones de la realidad, los elementos básicos que configuran nuestra forma de ser y de estar en el mundo. Nuestra vida se basa en ciertas ideas, valores y creencias que nos conducen a un estado de felicidad o infelicidad. La mayor fuente de perturbación y malestar se produce por ciertos pensamientos erróneos a los que el hombre suele aferrarse. Dichos pensamientos y juicios están asociados siempre a emociones que nos generan malestar como son el miedo, la duda, la inseguridad y la rabia. La filosofía puede ayudar a desenmascarar estas ideas para crear otras que nos proporcionen bienestar y felicidad. Como dice Epicteto: Los hombres se ven perturbados no por las cosas, sino por las opiniones sobre las cosas. [...]Así que cuando suframos impedimentos o nos veamos perturbados o nos entristezcamos, nunca responsabilicemos a otros, sino a nosotros mismos, es decir, a nuestras opiniones". Es este el conocimiento que busca la consulta filosófica y que está íntimamente unido a la búsqueda de la verdad.

A través de la consulta filosófica podemos conocernos mejor a nosotros mismos y despojarnos de nuestros prejuicios, malos razonamientos, contradicciones y emociones nocivas para vivir de una forma más auténtica y con más conciencia. Es una forma de entender la filosofía como el ARTE DE LA VIDA, que aspira a conseguir un modo de vida que comprenda más profundamente la totalidad de la existencia. La filosofía se concibe como un un proceso que amplia la conciencia, que nos ayuda a la comprensión y transformación personal. Una filosofía que explora en todos los órdenes de la vida, implicando un cambio en nuestra percepción, en nosotros mismos, o en nuestro propio posicionamiento ante el mundo.